Deutsch - English

Totalmente equipado por la gracia

14 ago 2019

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado
Hebreos 4,15 (RVR1960)

Dios es un Dios que desea que a sus hijos todo le salga bien, y cuando te mira y te ve con todas tus debilidades carnales, tiene compasión contigo, y no le gusta ver que intentes hacerlo todo tú mismo.

Dios te ha creado así, y  él lo quería así, él quería que tú hicieras lo que tu hicieras y actúas como actuaras, ¿Por qué tiene simpatía con tus debilidades?

La respuesta a esta pregunta es bastante simple y si piensas cual era el  plan de Dios para ti, la respuesta debería estar clara inmediatamente.

Él creó al ser humano a su imagen,  para vivir y para actuar como él y sin limitaciones carnales, exactamente como el hombre en el paraíso. 

Así que eso significa que no era la voluntad de Dios que nosotros salgamos del paraíso y que tengamos hacerle frente a nuestras propias debilidades carnales.

Por esto, Dios te mira ahora, él te mira como tú todavía intentas hacer las cosas sin él y todavía siente lástima por ti porque sabe lo fuerte y poderoso que podías ser con él. Pero todavía tiene compasión con nosotros.

Dios vio que tú mismo eres demasiado débil e impotente en este mundo, y por esto te ha dado toda su gracia para ayudarte a tiempo.

Con toda su Gracia, dios te levanto, y te puso en tu antigua posición y te dio todo el poder y la autoridad. Si Dios tiene compasión contigo, significa que te ha dado  todo su poder para superar todo.

¡Tú  puedes llegar al trono de la gracia y recibir todo lo que deseas y necesitas para volver a vivir en el poder, a imagen de Dios!

Dios te observa y ve que estás muy lejos de la potencia que realmente deberías tener, y por esto tiene compasión con tus debilidades carnales. Pero no solo te da su compasión también te da todo lo que necesitas para que tú puedas superar tu debilidad, para vivir con toda tu fuerza en lugar de vivir con inhabilidades.

Vamos confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. (Hebreos 4:14-16)