Deutsch - English

Tu vocación

11 ago 2019

Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

Romanos 8,30 (RVR1960)

Amar a Dios no solo es decir que le quieres, sino actuar como él para que todos puedan ver que le amas. Esto significa seguir la vocación de tu vida, y entonces todo en tu camino será bueno!

Además eres el predestinado de Dios, para ser igual a Jesús, como su hermano y un hijo de Dios. Y ahora que eres un Hijo de Dios te puedo asegurar que Dios no te dejo en la tierra sin dotación,  sino para representarle.

Dios te nombro a ti específicamente, y por esto te ha justificado, para que tengas acceso gratuito al trono de su gracia, y así él también te ha glorificado, para que dignamente  puedas representar a tu Dios en este mundo. (Romanos 8:30)

Si Él te dice que te ha glorificado, significa en el griego, que Él te ha dado la dignidad, el respeto y el honor para que tengas todos sus atributos y todas sus habilidades para usarlas tú en tus caminos.

Todo esto lo ha preparado para ti ya que le amas con un corazón puro. Vela y recibe con una fe llena de potencia, y así tu finalmente vas recibir todo su  honor, su dignidad, su respeto y su autoridad! Así que ahora podrás decir: "¿ Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” (Romanos 8,31).

Si eres uno de aquellos que aman a Dios y siguen a su vocación, también estas predestinado a ser como Jesús!

Tu eres elegido a ser el predeterminado y vas a estar en la posición, amando a Dios y siguiendo a  su vocación, y una vez hecho, debes ser feliz, porque ahora tu  futuro será brillante, porque Él te da su dignidad, su respeto y su honor. ¡Esta es la vocación y su plan para tu vida! ¡Vamos a Seguirle! (Romanos 8,28-31).