Deutsch - English

¡No te dejes convencer!

11 mar 2019

Con larga paciencia se aplaca el príncipe,
Y la lengua blanda quebranta los huesos.

Proverbios 25,15 (RVR1960)

Las palabras tienen muchísimo poder para destruir, y tienen más poder para restaurar y convertir a las cosas en una bendición.

Claramente son los intensos argumentos y palabras fuertes la razón que justifica las separaciones, dolor, desconfianza, etc. Son, aun, los comentarios negativos que te susurran al oído continuamente los más dolorosos, cuales causan mayor efecto en ti.

La paciencia y consistencia te convencen de algo, y son las suaves, distorsionadas y ambiguas palabras, las cuales romperán tus huesos, si dejas que te lleguen.

Si, por ejemplo, un padre se enfurece con so hijo y le dice de repente que le odia, cuando normalmente le trata con cariño, estas palabras le harán daño al hijo, pero lo dejara pasar ya que sabe que su padre normalmente le trata con amor.

Si el padre nunca se enfurece, pero habla con desprecio a y de su hijo y nunca le prepara para el mundo, entonces esas ‘suaves’ palabras entrarán en la mente del hijo dejándolo como un perdedor. Esto destruye la vida entera del hijo.

No importa los bueno que seas, si dejas que te susurren al oído que no vas a llegar a donde quieres estar, que no eres nadie, que eres un inútil, etc. Entonces finalmente te convencerán y te romperás. 

Se SELECTIVO en cuanto a las cosas que oyes, esas que te rodean y infiltran tu ser.

Las palabras desconfiadas nunca te acercaran a tu meta, ¡confianza y motivación si!

No permitas que te pase a ti, que todo las palabras que dejes entrar sobre ti sean buenas, lo que Dios dice de ti. Y sobre todo, SE el que SOLO habla del bien de los demás.

(Proverbios 25,15 & Proverbs 12,18 & Proverbios 16,24)